California Transparency in Supply Chains Act of 2010 Disclosure and 2018 Fiscal Year Statement under the Modern Slavery Act 2015

Compartir:

En John Bean Technologies Corporation (JBT), tenemos la visión de convertirnos en un proveedor líder de soluciones tecnológicas a nivel mundial y esenciales para las misiones para las industrias de procesamiento de alimentos y transporte aéreo. Para hacer realidad nuestra visión, debemos dirigir el negocio de forma ética. JBT cuenta con un fuerte código de conducta ética, que se refleja en la Guía para la conducta ética de Una JBT (Guía ética). Esperamos que nuestros empleados y proveedores se adhieran a la carta y al espíritu de las provisiones importantes de nuestra Guía ética. Por eso, confiamos que nuestros proveedores harán lo necesario para erradicar el uso de prácticas de trabajo no éticas en sus cadenas de suministro. En consecuencia, JBT no usa terceros para evaluar y abordar el riesgo de tráfico y trabajo forzado en sus cadenas de suministro; JBT no realiza auditorías a sus proveedores sin avisar y de forma independiente a fin de evaluar su cumplimiento de las prácticas de trabajo éticas esperadas; y JBT no requiere a sus proveedores que certifiquen que los materiales incorporados a nuestros productos cumplen con las leyes contra el tráfico ilegal y el trabajo forzado. Además, a pesar de que JBT mantiene los estándares y procedimientos a fin de asegurar que los empleados cumplen con la Guía ética, JBT no mantiene los procedimientos y estándares específicos para asegurar que sus proveedores y contratistas cumplan con las expectativas de JBT para las prácticas de trabajo éticas. Finalmente, a pesar de que los empleados de JBT reciben regularmente capacitación sobre la Guía ética, JBT no brinda capacitaciones de rutina sobre problemas relacionados con el trabajo forzado y el tráfico.  Esta declaración se hizo en virtud de la Ley de transparencia en las cadenas de suministro de California de 2010 y de la sección 54(1) de la Ley sobre esclavitud moderna de 2015 y constituye nuestra declaración sobre tráfico humano y esclavitud para el año fiscal que finaliza el 31 de diciembre de 2016.